7 tips para tener una piel saludable

0

No hay mejor maquillaje que el tener una piel saludable. Pero tener la piel saludable no siempre es posible por el estrés, el cansancio, la deshidratación, las hormonas y demás factores que en el trajín del día a día van pasando factura en forma de manchas, granitos, arrugas y opacidad.

Si te interesa contrarrestar estos factores y hacer que tu piel brille de adentro hacia fuera, hoy te trajimos 7 tips para que puedas conseguirlo.
Toma nota:

1. Aliméntate bien (Incluye frutas y verduras en tu alimentación diaria)

Si estás teniendo problemas con tu piel, pon atención a lo que estás poniendo en tu plato porque es muy probable que esté relacionado con esto.

Procura incluir frutas y verduras que sean ricos en antioxidantes y que tengan un alto contenido de agua, como sandía, fresas, naranjas, melón y frambuesas, zanahorias, pepinos y tomates. Una dieta rica en vitamina C y baja en grasas saturadas y azúcares, promueve una piel radiante. Además considera una dieta baja en azúcar para que puedas mantener bajos los niveles de insulina y que las células mantengan un equilibrio saludable.

2. Hidrátate bien

Y esto no solo cuando estás en el gimnasio o tienes mucha sed pues si llegas a ese punto, lo más probable es que ya estés deshidratado. Es importante que te acostumbres a hidratarte a lo largo del día y para lograrlo lo ideal que tengas a la mano algún recipiente de fácil acceso como un termo o una botella. Si quieres que sea más divertido y aún más saludable, puedes ponerle sabor y antioxidantes a tu agua. En este paso las infusiones frutales y las variedad de opciones de té que Hindú te ofrece, serán tus mejores aliados. Puedes agregarle directamente a tu termo un par de bolsitas de tu infusión frutal favorita o preparar un té lleno de antioxidantes para llevar tu bebida a otro nivel.

Aquí te dejamos una idea para que te animes a comprobar que la hidratación diaria es más divertida con Hindú:

3. Usa protector solar

No omitas el protector solar, aún cuando el día esté nublado o frío. La exposición al sol puede causar arrugas, manchas y otros problemas de piel, por eso es que este es un paso que nunca se debe saltar y al que le debes dar toda la importancia que merece.
Para bloquear los rayos UVA y UVB es necesario que el protector tenga al menos un SPF 30. Encuentra uno que se adapte a tu tipo de piel, preferiblemente libre de aceite para que lo puedas usar todos los días sin falta y que diga “no comedogénico” para que el producto no tenga tendencia a bloquear los poros.

4. Desmaquíllate antes de dormir

Asegúrate de que siempre (y por siempre nos referimos a siempre) te quites el maquillaje antes de dormir. Por la noche es el momento en el que la piel se regenera y para esto necesita respirar. El maquillaje evita que esto ocurra y al dejarlo toda la noche puede obstruir los poros y es aquí donde salen las manchas y puntos negros.
Si no tienes removedor de maquillaje aquí te dejamos una idea con aceite de coco muy saludable que puedes utilizar para limpiarte la cara antes de dormir.

5. Duerme bien (mínimo 8 horas)

Intenta dormir al menos 8 horas todas las noches. Lo ideal es que sean ocho horas de sueño sin interrupciones para poder entrar en el sueño profundo que permite que tu mente, cuerpo y piel se reparen.
Para eso tratar de desconectar, apagar cualquier conexión y simplemente permítete dormir para descansar completamente.
Si no logras descansar lo suficiente, tu piel se cansa igual: se pone opaca y puede irritarse fácilmente.

 

6. Usa bolsas de té sobre tus ojos

Elimina los ojos hinchados y desinflama las bolsas que se forman debajo de los ojos cansados con las bolsas de té refrigeradas:
Una vez que hayas infusionado tus bolsas de té verde, de té negro o de manzanilla, toma las bolsas y enfríalas en tu refrigerador. Una vez frías, coloca 1 bolsa sobre cada párpado cerrado y déjalas actuar durante 5 a 15 minutos.
Los tés en general tienen gran variedad de propiedades antiinflamatoria, no sólo para nuestro sistema inmune sino también para nuestra piel.

7. Haz ejercicio (y suda si es posible)

Si necesitabas otra razón para mover el cuerpo, aquí la tienes. Hacer ejercicio tiene efectos positivos en tu piel, así como en tu estado de ánimo y en tu cuerpo. Un entrenamiento aumenta la circulación, se oxigena, se ve más firme y brillante.

También el sudor te ayuda a eliminar toxinas y a disminuir la hormona del estrés, el cortisol, que está relacionado no solo con el envejecimiento de la piel, sino con brotes y poros obstruidos. Pero ojo, no cometas el error de hacer ejercicio estando maquillada y de no lavarte bien la cara después una buena sesión. Recuerda también que si haces ejercicio al aire libre es recomendable que siempre uses tu protector solar, aún en días nublados.

DEJA TU COMENTARIO

Please enter your comment!
Por favor ingrese su nombre aquí