4 usos diferentes que le puedes dar al aceite de coco

0

En el pasado, el aceite de coco recibió una mala reputación pero afortunadamente eso ya quedó atrás. Actualmente este tipo de aceite es uno de los más apetecidos y es usado en todas partes del mundo gracias a numerosos estudios científicos que revelan sus beneficios.

Normalmente este aceite es muy conocido y utilizado para cocinar, hidratar la piel o como complemento para perder peso. Pero hay muchos más y hoy te mostraremos a profundidad 4 usos diferentes que le puedes dar al aceite de coco:
  1. Desmaquillante
  2. Hidratante para el cabello
  3. Exfoliante para labios
  4. Limpiador de boca y blanqueador de dientes.
A continuación encuentras en detalle cada uno de estos diferentes usos que le puedes dar al aceite de coco a partir de hoy.

 

1. Desmaquillante

¿Aceite de coco en la cara?

¡Sí!

Contrario a lo que puedes pensar, tiene muchos beneficios por ser naturalmente antibacteriano y anti fúngico. El aceite de coco además de hidratarte te ayuda a protegerte contra infecciones (que en la cara se manifiestan como barritos) y a controlar la aparición de arrugas debido a la elevada concentración de antioxidantes en su composición.

Toma un pad de algodón y humedécelo con un poco de aceite de coco. Con él limpia tu cara como acostumbras a hacerlo. Ensáyalo aún cuando no estés maquillada, verás toda la suciedad que recoge tu rostro a lo largo del día y cómo el aceite de coco te ayuda a purificar tu piel.

2. Hidratante para el cabello

Preparar mascarillas caseras con aceite de coco es más fácil y efectivo de lo que te imaginas.

Si deseas puedes hacer una mascarilla dependiendo tu tipo de cabello o aplicar el aceite de coco puro.

Para aplicar el aceite puro, hazlo de medios a puntas (¡nunca en la raíz pues luego será muy difícil retirarlo!) y peina como de costumbre. Si el largo de tu cabello te lo permite, puedes hacerte una trenza y esperar mínimo 30 minutos o si prefieres puedes acostarte a dormir y enjuagar al otro día como de costumbre.

Si quieres que tu cabello quede más nutrido, hidratado y fuerte, puedes hacer una mascarilla mezclando algunos ingredientes para.

Aquí te dejamos algunas ideas completamente naturales para hidratar y devolverle la vida a tu cabello:

  • Para cabellos grasosos: 1/2 cda de aceite de coco + 2 cdas de gel de sábila + 2 cdas de miel.

  • Para cabellos con friz: 2 cdas de aceite de coco + 1 banano en puré + 1/2 aguacate.

  • Para cabellos secos: 2 cdas de aceite de coco + 1 cda de aceite de oliva.

Aplica la mascarilla de tu elección sobre tu cabello recién lavado y seco. Déjala actuar entre 20 y 30 minutos. Una vez transcurrido el tiempo lava con abundante agua y luego con champú para ayudarte a quitar todos los residuos.

Si deseas potenciar el efecto de las máscaras puedes optar por el uso de un gorro térmico o una toalla mojada caliente, ya que te ayudará a aumentar su efecto hidratante.

3. Exfoliante para labios

El aceite de coco es rico en ácidos grasos, lo que lo convierte en una crema hidratante eficaz que se absorbe rápidamente.

Toneladas de exfoliantes labiales comerciales incluyen aceite de coco, pero tu puedes hacer fácilmente tu propia versión.

Necesitas:

  • 1 cda de aceite de coco

  • 1 cda de azúcar morena

  • 1 cdta de miel

Mézclalos hasta que te quede una pasta deliciosa con la que podrás exfoliar tus labios y olvidarte de los labios resecos.

4. Limpiador de boca y blanqueador de dientes.

En inglés se le llama OIL PULLING a una práctica que en la medicina Ayurveda es conocida como “Kavala” o “Gundusha”.
Consiste en enjuagar tu boca con una cucharada de aceite de coco al despertar y con el estómago vacío durante 15 o 20 minutos. El principal objetivo es extraer toxinas de tu cuerpo, lo que mejora no sólo tu salud oral sino también tu salud en general.

Esta práctica tiene muchos beneficios y entre ellos está que:

  • Notarás tus dientes más blancos
  • Mejorará tu aliento
  • Tendrás encías más sanas y dientes menos sensibles
  • Aumentará tu energía y metabolismo

 

¿Cómo hacerlo?

Es recomendable hacerlo tan pronto te levantes (con el estómago completamente vacío) y seguir las siguientes instrucciones:

  • Pon en tu boca la cantidad ideal para ti de aceite de coco. Puede ser desde una cucharadita hasta una cucharada completa.
  • “Mastica” el aceite hasta que se derrita en tu boca. Es normal que al inicio la textura te parezca un poco extraña, pero con el tiempo te irás acostumbrando a ella.
  • Utiliza los músculos de tu boca para llevar el aceite a cada rincón. Asegúrate de no tragarlo. Lo último que quieres es ingerir las bacterias y toxinas que está liberando tu cuerpo.
  • Pon un temporizador durante 15 o 20 minutos y cuando termines, deposita el aceite en una bolsa o en la basura, nunca en el lavamanos (además de contaminar corres el riesgo que el aceite se solidifique en la tubería).
  • Una vez termines, lava y limpia tu boca como sueles hacerlo.

Para que sea fácil incluirlo en tu rutina, haz oil pulling mientras te preparas el desayuno o haces otra actividad. Por las propiedades anti bacterianas y anti fúngicas del aceite de coco, empezarás a notar los cambios más rápido de lo que te imaginas.

DEJA TU COMENTARIO

Please enter your comment!
Por favor ingrese su nombre aquí