3 técnicas de meditación de Osho que te harán sentir mejor

0

Antes de comenzar, tenemos una pregunta para ti: ¿Sabes qué es meditar?

Si sientes que todavía es un concepto algo confuso para ti, te recomendamos leer esta entrada primero donde podrás aclarar todas tus dudas.

Si ya la leíste y sabes de qué se trata la meditación, también es importante que sepas en un contexto general quién fue Osho:

Osho fue un orador Hindú muy controversial por su forma de pensar. Era considerado por muchos un Maestro espiritual y por muchos otros un gurú extremista.

Sus meditaciones se diferencian por estar llenas de movimiento y ser más activas que las meditaciones tradicionales que normalmente se hacen en quietud con las piernas cruzadas, la espalda recta y las manos sobre las rodillas. Los métodos meditativos de Osho tienen muy buenos resultados pues cumplen la teoría de que si te mueves y bailas enloquecidamente, la mente no tendrá otra opción que calmarse. Es por eso que está comprobado que sin necesidad de saber relajarse o tener conocimientos previos en meditación, estas meditaciones ayudan a relajar el tráfico mental, despiertan la energía vital, aportan al bienestar interior, ayudan al disfrute del presente y permiten limpiar lo que él llamaba basura acumulada.

A pesar de que frente a Osho como persona hay muchas opiniones diferentes, la gran mayoría de personas coinciden en que sus meditaciones son un gran legado para el mundo occidental.

Hoy te trajimos 3 de ellas, para que puedas hacerlas en tu casa.

Técnica #1: Meditación Vipassana de Osho

Esta meditación está dividida en dos fases y originalmente dura una hora pero tú la puedes adaptar a tu nivel personal conservando siempre la proporción de ambas fases. Recuerda que si apenas estás implementando la meditación en tu vida, es completamente normal que adaptes los tiempos.

  • Primera fase:

En esta primera parte estarás sentado en una postura cómoda que te permita mantenerte sentado. Si necesitas cambiar de posición, siéntete libre de hacerlo permaneciendo con los ojos cerrados y moviéndote lenta y conscientemente. Observa y acepta todo lo que pase, tanto en tu interior como en el exterior.

  • Segunda fase:

Para esta fase ponte de pie y camina lentamente siendo consciente de cada movimiento de los pies sintiendo como tocan el suelo. Si tu mente se va a otro lugar, regresa a tus pies, míralos, obsérvalos y siente lo que sientes en cada paso.

En este video puedes ver en detalle cómo puedes practicar esta técnica de meditación:

 


Técnica #2: Meditación Kundalini de Osho

 Esta meditación es ideal practicarla al finalizar la tarde o por la noche para prepararte para dormir. Está dividida en cuatro fases y originalmente dura una hora, cada etapa 15 minutos. Las tres primeras fases van acompañadas con música y la última es necesario que sea en silencio. Recuerda que tú puedes adaptar el tiempo a tu nivel personal conservando siempre la proporción de las fases.

  • Primera etapa:

Suéltate y permite que todo tu cuerpo se sacuda. Puedes hacer con los ojos abiertos o cerrados.

  • Segunda etapa:

Baila. Sí, baila libremente y mueve tu cuerpo como te nazca hacerlo.

Déjate llevar por la música y por la libertad de cada movimiento.

En estas dos primeras etapas, tanto sacudirte como bailar, te ayudarán a disolver la parte rígida del ser y a desbloquear cualquier parte donde el flujo de energía esté reprimido.

  • Tercera etapa:

Vuelve a la calma, cierra tus ojos y permanece quieto. Puedes estar sentado o de pie, lo importante es que observes y seas testigo de todo lo que está sucediendo interior y exteriormente.

  • Cuarta etapa:

Mantén tus ojos cerrados y acuéstate boca arriba en una postura de relajación. Quédate inmóvil y prepárate para empezar a conciliar el sueño con la energía desbloqueada y perfecto para dormir.

En el siguiente video puedes ver el paso a paso para que practiques esta técnica de meditación para terminar tu día:


Técnica #3: Tensionando y relajando

Esta técnica consiste, como su nombre lo dice, en tensionar y relajar. Es ideal para cuando estés muy estresado o cuando te cueste conciliar el sueño.

Puedes hacerlo sentado, acostado o de pie. Lo importante es que por 1 minuto tensiones absolutamente todos los músculos del cuerpo tanto como puedas. Pon toda tu atención en hacer la mayor tensión posible y tensiónalos de tal forma que sientas como si se fueran a estallar.

Después del minuto suelta y relaja completamente todo el cuerpo por 1 minuto.

Repite esto 2 o 3 veces para que tanto tu cuerpo como tu mente estén listos para dormir.

Mira el siguiente video donde te explicamos con exactitud cómo poner en práctica esta técnica de meditación.

DEJA TU COMENTARIO

Please enter your comment!
Por favor ingrese su nombre aquí